jueves, 23 de octubre de 2014

Inteligencia Emocional " La Clave de la Felicidad"

Si la inteligencia es la capacidad para resolver problemas, lo lógico sería pensar que una persona con un alto cociente intelectual, sería la que más éxito tuviera en la vida, pues resolvería con eficacia todos los problemas a los que se enfrentara a lo largo de esta.

Sin embargo, estudios realizados posteriormente han demostrado que una persona con un alto cociente intelectual no es la que más éxito tiene en la vida. Y que solo la inteligencia, en el sentido estricto de la palabra, no sirve para garantizar una vida feliz y próspera, en todas las áreas que componen la existencia de unipersonal. Todos conocemos a personas que son brillantes en su carrera profesional, pero cuyo punto flaco son las relaciones, personas habilidosas en un campo y que carecen de medios internos para desenvolverse con soltura en el mundo de las relaciones interpersonales. Y es que la vida también es un continuo fluir de relaciones. Y la primera relación que tenemos que sanar es muchas veces la que mantenemos con la persona más importante que debiera haber en el mundo para cada uno de nosotros: Nosotros Mismos.
actioncoach.com/mariainesmoran
En el año 1995, Daniel Goleman publica su famoso libro “Inteligencia Emocional”, sin embargo no fue el primero en hacer uso de este término. El primero uso del término “inteligencia emocional” sin embargo, se atribuye a Wayne Payne, en su tesis doctoral “Un estudio de las emociones: El desarrollo de la inteligencia emocional” (1985).
Hoy en día son cada vez más las personas que están aceptando la idea de que las enfermedades tiene su origen la mala gestión de las emociones, así pues, una gestión correcta de las emociones nos otorga  mejor calidad de vida, pues convivimos con nuestras emociones cada día. Necesitamos incluso sentir determinadas emociones para abordar con éxito proyectos y tareas cotidianas.

Muchos proyectos dejan deemprenderse o fracasan por no saber gestionar una emoción. O se emprenden proyectos que nada tienen que ver con el conocimiento profundo de nosotros mismos y no nos conducen tampoco a la felicidad. Mejoremos por lo tanto nuestras vidas, tratando de conocer y manejar esos ríos internos que son las emociones. Y la buena noticia, es que este tipos e inteligencia de aprende, con práctica y compromiso.

Animo espero ver que pronto mejores  tus resultados en tu negocio y en tu vida siendo más inteligente emocionalmente