jueves, 21 de mayo de 2015

El Mercado Está Lleno de Buenos Negocios



ActionCOACH Lic María Inés Morán 

El mercado está repleto de buenos negocios, excelentes productos, pero que están siendo ofrecidos a los consumidores equivocados, a prospectos que definitivamente ni necesitan ni pueden pagar tus productos o servicios. ¡Cuidado! hay que estar atento para no desperdiciar recursos ni energía que pueden incluso hacerte perder el foco y hasta tu emprendimiento.

Si tienes verdaderos problemas con tu tasa de conversión de Prospectos a Clientes, tal vez necesites reconsiderar la manera cómo generas tus prospectos. ¿Atraes a los mejor calificados?, en caso de no ser así, ¿De qué otra forma te puedes hacer publicidad?. Recuerda que algunos prospectos no valen la pena porque dan más problemas de los convenientes.

Aquellos dueños de negocios que apuntan hacia el público meta equivocado, tarde o temprano suelen caer en la duda y la desesperación. Pueden creer que el negocio no sirve, que a la gente no le gusta, y un sin fín de creencias que lo único que logran es alejarte del éxito. ¿Cómo vas a salir de esta situación?

En primer lugar, debes pensar con la cabeza fría, y contestarte estas interrogantes: ¿Cuál es el mercado ideal?, ¿Quiénes son las personas que requieren  tus productos o servicios? ¿Quiénes de los que consideras prospectos pueden realmente pagarlo?. Se honesto en las respuestas y quizás te lleves una gran sorpresa: Apunta al público adecuado entonces. 
También es importante  recabar todos los detalles que puedas de tus prospectos. Pregúntales si les gustaría formar parte de tu lista de correo. La mayoría dirá que sí y te dará cualquier detalle que les pidas. A partir de ese momento puedes hacerle seguimiento.

  • Clasifica a tus prospectos en niveles A,B,C y D, y trátalos de acuerdo con tu clasificación.

  • Si no consigues suficientes clientes del tipo A y B (Quienes compran mucho y seguido), reconsidera tus estrategias para generar prospectos.

  • Pide su dirección de correo y de redes sociales a todos tus prospectos

  •  No ejerzas demasiada presión,porque algunas personas son reacias a dar información personal y podrías poner en riesgo una venta por intentar conseguir su dirección.

  • Date cuenta que no todos los clientes son necesariamente buenos.

Antes de correr, recuerda que tienes que comenzar a gatear y es un proceso que te toma tu tiempo de análisis y estudio, de segmentar quiénes son los clientes que aspiras, dónde se encuentran y luego decidir cómo vas a llegar a ellos y qué le vas a ofrecer.

 Con seguridad esas personas estarán deseosos de recibir una llamada de tu empresa, un correo o una invitación por facebook. ¿Qué pierdes con intentarlo?