martes, 17 de marzo de 2015

!Empleados juiciosos y enfocados!



ActionCOACH Lic María Inés Morán
Si quieres que tu personal cumpla con sus funciones  abalmente, no es suficiente que tengan una excelente disposición de trabajo, debes encargarte de darles una idea clara de sus roles.
Es muy común encontrar empleados quienes no hacen lo que se supone que deben hacer, y no lo hacen con intenciones malsanas o de saboteo: simplemente no han sido informados a cabalidad  sobre las responsabilidades que conlleva su cargo o peor aún,  cuáles son las funciones prioritarias que deben ejecutar para el cumplimiento de las metas globales de la empresa.
Te pongo un ejemplo: la principal función de un vendedor es generar la suficiente cantidad de prospectos, con determinado porcentaje  de conversión, para que, al materializarse  en clientes, compren tus productos o servicios invirtiendo un monto promedio.
Para lograr su meta, el vendedor de nuestro ejemplo, debe realizar 20 llamadas diarias a prospectos, pero si no tiene claro el punto focal de su cargo y la metodología para lograr su objetivo, puede que gaste el 80% de su tiempo preparando presentaciones de ventas muy elaboradas, y no realice  el número de llamadas que van a permitirle alcanzar su propósito.  Luego, al momento de hacer el recuento de las metas alcanzadas, nuestro vendedor resulta quedar  muy atrás de lo que se esperaba de su desempeño. ¿Puedes imaginar la cantidad de dinero que deja de ingresar a una Pyme porque los empleados no conocen las funciones prioritarias de su cargo?
Esta situación es responsabilidad directa de la gerencia, puesto que desde el departamento de Recursos Humanos,  tras ser reclutado, el novel empleado debe ser instruido sobre qué es lo que se espera de él  y las tareas a ejecutar de forma específica.
¿Por dónde empezar?
  •  Organigrama: El primer paso es elaborar un organigrama completo de la empresa, desde el cargo más alto y el resto de los niveles de jerarquía. Ayuda a colocar a la gente adecuada en los lugares correctos.
  • Descripción de cargos: Permitirá conocer en detalle las obligaciones y características de cada puesto de trabajo, establece y reparte mejor las cargas.
  • Selección: una vez definidos los puntos anteriores, es más fácil el proceso de selección de personal tomando en cuenta  sus aptitudes y actitudes, además de definir con precisión la materia del adiestramiento que debe otorgársele.
Hace unas semanas tuve la oportunidad de conocer una Pyme dedicada a producir materiales de construcción y me agradó comprobar cómo, en un mercado altamente competitivo, los empleados de todo el organigrama estaban  muy claros en cómo hacer que la Empresa mejore cada vez más sus utilidades. Saben muy bien que si no cumplen con su trabajo de manera eficaz cada día, eso repercute directamente con las utilidades del negocio y la consecución de las metas.
Los empleados del departamento de compras, como es común, debían buscar al menos tres presupuestos por cada línea de material a adquirir, aunque, además del procedimiento estándar,  incorporaron normas bien establecidas sobre los tiempos de entrega, calidad del producto, e incluso de cómo hacer visitas a las fábricas de sus proveedores,  para conocer su situación operativa y verificar que tan confiables podrían  ser.
Sin lugar a dudas, si tus empleados tienen claro lo que deben hacer, cumplirán mejor con sus deberes  y se convertirán en juiciosos y enfocados. Es tu responsabilidad que  conozcan el alcance e importancia de sus funciones. No pierdas más tiempo y dinero: organiza tu Empresa.