jueves, 12 de marzo de 2015

Que tu empresa trabaje para ti

ActionCOACH Lic María Inés Morán
La mejor manera de ahorrar tiempo, energía, dinero y preocupaciones a los emprendedores, es el iniciar un negocio donde cada departamento trabaje en base a procedimientos definidos, que no den cabida a la improvisación.
Es posible que te des cuenta que todavía no tienes un sistema para cada proceso de tu negocio, y es natural, muy pocas personas inician con este aspecto en mente. La mayoría comienza  con su actividad  porque es excelente en su área, o porque tiene la oportunidad de comercializar un estupendo  producto, pero al pasar el tiempo, en lugar de tener un negocio, lo que ha construido es un autoempleo, donde el funcionamiento de la organización, o gran parte de ella, depende de su trabajo o sus conocimientos.
Esta es una trampa muy común que lleva al emprendedor a convertirse, no en un dueño de negocio, sino en un auto empleado,  con mayor carga de trabajo, sin tiempo y a veces sin el flujo de recursos que esperaba tener. ¿Conoces a alguien así?
Lamentablemente la razón por la cual, la mayoría de los dueños, trabajan tan duro, sin poder permitirse un espacio libre, es porque sus negocios no funcionan adecuadamente. Me explico: no se han creado los procedimientos que permitan  "sistematizar la rutina y humanizar las excepciones".

En  todas las Pymes de producción o comercialización de bienes y servicios, es posible crear sistemas de trabajo que permitan el buen desenvolvimiento de las actividades, una vez que se ha elegido a las personas adecuadas y  han sido entrenadas en una serie de  procedimientos estándar.  Incluso aquellos negocios que dependen del proceso creativo de su emprendedor, pueden tener un sistema donde, aquellos que deben producir las ideas, tengan los parámetros adecuados para hacerlo correctamente.
Lo primero en lo que debes trabajar es en desprenderte de ese afán controlador que impide que puedas considerar que tu negocio trabaje sin que tu estés. Aunque seas extraordinario en lo que haces, siempre hay maneras de enseñar a otros a hacerlo igual o parecido. Es necesario construir metodologías y esquemas que permitan estructurar tu Pyme para que trabaje siguiendo unos patrones o esquemas diseñados de antemano. Ese es el espíritu y el éxito de las franquicias.

No olvides que el tener tu propio negocio debe incluir el conseguir  espacio  para que puedas manejar tu tiempo de la forma en que decidas, ya que los encargados de tu empresa hacen que esta funcione  siguiendo las reglas que tu implementaste.