jueves, 16 de julio de 2015

Bagatelas que Pueden Hacer que no Prospere tu Economía



ActionCOACH Lic María Inés Morán
Seguramente te estarás preguntando ¿qué es eso de bagatelas? Te lo explico de esta manera: a la mayoría de nosotros nos encanta tener objetos nuevos, bonitos, de moda, y si trabajamos arduamente para ganar dinero, quizás no vemos problema alguno en satisfacer nuestros caprichos. Pero ¡cuidado! hay una línea muy delgada en adquirir productos y la otra es no puedas controlar el afán consumista y te llenes de objetos y pasivos que pueden disminuir tus utilidades hasta niveles alarmantes: Eso es a lo que llamamos las "Bagatelas".
Los medios de comunicación cada cierto tiempo dan cuenta de personajes públicos, artistas, socialités o incluso empresarios que se declaran en quiebra, cuando unos meses antes se habían mostrado ante las cámaras en viajes, yates o joyas espectaculares, es decir, mostrando sus lujosas bagatelas. ¿Captas que no importa si las bagatelas es una colección de muñecas de trapo o  joyas? Mientras compres pasivos, utilizando tus ingresos y no la riqueza que tus activos generan, estas compras pueden alejarte de tu meta de tener prosperidad.
Tal es el caso de Ángela y Manuel, un matrimonio que trabajan duro en el mundo de los seguros, pero son aficionados a las compras: Mientras Ángela adora comprar todo tipo de calzados, vestidos y  accesorios que tiene por centenas, Manuel le encanta comprar todo aquello que tenga un motor: tiene una lujosa moto, un par de cuatrimotos, tres carros y una lancha, que sólo ha usado una vez. No tendría ningún problema que adquieran todos los productos que deseen, pero el caso es que utilizan sus ingresos mensuales, en lugar de hacer inversiones en activos que puedan financiar sus costosos gustos. Ángela y Manuel no pueden dejar de trabajar porque no alcanzarían costear sus gastos mensuales o el mantenimiento de sus bagatelas.
Este tipo de disposición hacia el dinero, produce que a muchas personas les sea difícil dar el salto hacia la riqueza y la verdadera independencia económica, que no es otra cosa que recibir utilidades sea que se levanten o no de la cama.
Acepta que los productos que compras, parecen tan importantes cuando los estas adquiriendo, pero que en realidad son un ancla si llegaras a tener un problema con tus ingresos mensuales o te encuentras cerca de declarar una quiebra financiera.
La conclusión parece muy evidente: si pasas tu vida comprando bagatelas terminarás con puras bagatelas, de modo que coloca los objetos en perspectiva: puedes comprarlas o poseerlas, pero no te obsesiones con ellas. ¿Amas las bagatelas? procura primero construir instrumentos que te otorguen las utilidades necesarias para comprarlas sin invertir tus ingresos directos.