jueves, 18 de junio de 2015

Los Créditos y los Buenos Negocios



ActionCOACH Lic María Inés Morán
Los hombres de negocios conocen muy bien el poder del financiamiento y el crédito. Es lo que mueve los grandes  y pequeños comercios. ¿Quieres saber cómo utilizarlos para mejorar las finanzas de tu emprendimiento?
 Permitir pagos a plazo, otorgar financiamiento o incorporar pagos con tarjetas de crédito, son buenas maneras de propiciar que los clientes puedan gastar en tu negocio mucho más de la cantidad que tienen consigo en ese momento y, por consiguiente, tus ventas promedio tendrían un impacto positivo importante.
Hablemos en primer lugar del empleo de tarjetas de crédito en tu negocio: son muy efectivas y constituyen el medio ideal de pago para muchos consumidores. México tiene 29 millones de tarjetahabientes, de modo que es un instrumento profundamente arraigado en la cultura comercial de nuestro país. Aunque tú "pierdes" la comisión que cobran los bancos a tu negocio por la transacción electrónica, definitivamente esa cantidad es mínima en comparación con el incremento de los montos de ventas, y la cantidad de transacciones.
Otra ventaja, muy importante, es que en realidad haces una venta en efectivo ya que la deuda se transfiere al banco por lo que todas las consecuencias de incumplimiento de pago las asume la entidad financiera responsable de la tarjeta de crédito y no tu negocio.
Pero, ¿qué pasa con el financiamiento que otorgan las propias empresas y comercios?. El aceptar pagos a plazo, es particularmente benéfico para personas  necesitadas de  productos o servicios que requieren un gasto importante: Si en tu emprendimiento cuenta con un buen flujo de efectivo, puedes financiarle  esa compra  a ciertos clientes y establecer plazos para la cancelación completa del producto.
Conozco una buena cantidad de dueños de negocios que aceptan pagos a plazo y, de esta manera, aseguran un incremento importante en las ventas. A principios de este año compartí con una persona que ofrece el servicio, asesoría, venta e instalación de sistemas informáticos y redes para empresas, y, dado el alto monto de esta particular rama de servicio, había conseguido grandes e importantes contratos permitiendo el pago a plazos.
Sin embargo, debes sacar muy bien tus cuentas para que el financiamiento a tus clientes no impacte de forma negativa tu capacidad de reposición del artículo o la liquidez de tu empresa.
Ten en cuenta lo siguiente:
-Asegúrate de que el cliente esté calificado para recibir el crédito.
-Ofrece el financiamiento como herramienta para cerrar ventas
-Aprovecha que debes recabar información de tu cliente para mejorar tu base de datos.
-Cerciórate  que se cumplan los pagos en los plazos previstos.
Sin duda existen grandes diferencias entre aquellos negocios que sólo aceptan cheques o efectivo como instrumentos de pago y aquellos que permiten el financiamiento o aceptan tarjetas de crédito. Estos últimos sin duda alguna,  colocan a tu negocio en la "vía rápida" para alcanzar el éxito financiero.