domingo, 21 de junio de 2015

¿Venderías Zapatos en África?



ActionCOACH Lic María Inés Morán
Hace poco leí un email de un marketero llamado Drew Edwars, donde hace referencia al caso de un par de comerciantes británicos, enviados a África por una zapatería para abrir sucursales en ese exótico continente. Pasados unos días, los emprendedores se dan cuenta que los africanos no usan zapatos, ante lo cual ambos vendedores llegan a conclusiones diametralmente opuestas: mientras el primero escribe a su empresa que en África no hay potencial, puesto que nadie usa zapatos, el segundo con gran alegría les avisa que esa zona ofrecía gran potencial de negocios precisamente por que nadie usa zapatos...
Hablando con honestidad. Si a ti te hubiesen encomendado esa misión, ¿Cómo la hubieses visto? Lamentablemente la mayoría de las personas responderían como el primer vendedor. Ahora permíteme desafiarte un poco más, porque si te identificaste con el primer vendedor, estás dejando pasar las oportunidades, y es justamente así como estás llevando tu negocio y tu propia vida.
En Monterrey, México, la hermosa ciudad donde vivo, a la gente le gusta consumir carne roja, un dicho popular reza que los fines de semana Monterrey huele a carne asada porque en la mayoría de los hogares, las familias están asando un suculento trozo de carne. Ahora imagínate aquel empresario que, hace 20 años atrás, se empeñó en que los regiomontanos degustaran rollos de pescado crudo con arroz hervido y algas crudas, e inició un restaurant especializado en ese extraño menú. ¿Te hubieses embarcado tú en ese negocio? La mayoría de los lectores seguramente dirán que no, pero, afortunadamente, ese emprendedor tenía la misma visión del vendedor de zapatos número dos y, ahora, a lo largo de nuestra ciudad, observamos grandes y exitosos restaurantes de sushi.
Sigo desafiándote, ¿Cómo estas llevando tu negocio? ¿Cuántas veces has descartado una idea innovadora de tu equipo o de ti mismo porque no va a funcionar? Te dejo esta reflexión: Es posible que hayas rechazado, muchas veces, innovativas ideas de tu grupo o de ti mismo y, por tanto, hayas dejado pasar estupendos nichos de mercados sin explotar.
Hay oportunidades en que las personas han sentido que se les "cae el mundo encima" cuando tienen un producto novedoso, que van a introducir al mercado y le asaltan dudas sobre si la gente comenzará a comprarlo. Es decir, van a África y piensan que las personas no usarán nunca zapatos....