sábado, 20 de diciembre de 2014

El bache que te paraliza o te impulsa



ActionCOACH Lic María Inés Morán

“Nunca renuncies a algo con un gran potencial de largo plazo solo porque no puedes con el estrés del momento”
Todo nuevo proyecto comienza con entusiasmo. Sin embargo cuando las cosas se ponen difíciles ya deja de ser divertido  y puede causar desmotivación. Cuando esto sucede,  en algunos casos, conlleva incluso a la pérdida de interés en el proyecto.  Todos somos susceptibles a que esto ocurra, ya sea que estemos  empleados o seamos  los dueños de la empresa.
Casi todo lo que vale la pena en la vida pasa por  baches o declives. Cuando comienzas a mercadear tus productos o servicios, a explorar nuevas herramientas de mercadotecnia, parece todo divertido. Pero después, se produce un bache en el entusiasmo.
Piensa en las ventas, la mayoría de las acciones e ideas comienzan contigo como emprendedor, pero el bache aparece cuando necesitas apalancarte y contratar y capacitar a un vendedor o Gerente. Y más riesgos aparecen cuando se hace necesario rentar un espacio más grande o invertir en estrategias. Los emprendedores exitosos conocen la diferencia entre invertir para llegar a superar el declive o invertir en algo que es  realmente riesgoso.
En ese preciso momento, cuando las cosas parecen desacelerarse,  muchos abandonan el  propósito. La única diferencia entre el novato y el experto es la persistencia en el logro de la meta y de ahí la curva se hace asintótica.
Todos nuestros éxitos son iguales. Todos nuestros fracasos, también. Obtenemos éxito cuando hacemos algo notable y fracasamos cuando abandonamos muy rápido.
Y finalmente, fracasamos cuando nos distraemos con quehaceres que  no tenemos el coraje de abandonar.
Tienes que tener cuidado en cómo manejas este bache en tu negocio ¿Estás listo para enfrentarlo o te entraron ganas de “tirar la toalla” y dejar todo atrás?  Aunque sabes que  es el proyecto con el cual has soñado toda la vida, ¿por qué luego de tantos  años no encuentras incentivo suficiente que te haga mantener tu nivel de productividad?
Si te sientes en una encrucijada en la cual estas replanteándote tu negocio, es tiempo de analizar lo que te atrajo de tu profesión y que ahora no puedes disfrutar,  verificar si persisten esas razones o sólo te encuentras dentro de situaciones puntuales de estrés.
Hay una serie de prácticas que pueden resultar muy beneficiosas a la hora de evitar el abandonar tu propósito y caer en el bache de tu negocio:
1.- Regresa a lo básico:  Es posible que hayas caído en el bache porque te has alejado de las actividades básicas que te llevaron al éxito. Has que tu equipo regrese a esas actividades que aportaban valor a tus clientes, a los detalles en las ventas, a las llamadas de seguimiento, etc. 
2.- Mantén el enfoque. Mantener el nivel de actividad  dirigida a las acciones que verdaderamente están encaminadas a aumentar tu éxito en el negocio, será lo que te mantenga en el camino a lograrlo. Es fácil desviarte en el negocio, hazte este pregunta a diario ¿mi equipo y yo mismo estamos haciendo las acciones que me aumentarán las ventas, la recompra o aumentar las utilidades?
3.- Pon los problemas en perspectiva. A veces es necesario alejarse un poco y tratar de ver desde afuera lo que te preocupa del negocio, analízalo fríamente y puede ser que te des cuenta que te estas “ahogando en un vaso de agua”.
4.- Crea sinergia a tu alrededor. Brad Sugars ( Fundador de ActionCOACH), nos recomienda buscar la cooperación  en todo tu entorno laboral y evitar, asi, convertirnos en el “hombre orquesta”  que nos limita los recursos y el tiempo y agrega un estrés completamente evitable.
5.-Relajate. Aprende a dominar la respiración. Conseguir un momento de meditación o de relajación a menudo es todo lo que necesitamos para que regresen las fuerzas y el optimismo que siempre nos ha acompañado.
6.- Confianza. Persiste en tus objetivos, recuerda que casi todo lo que vale la pena en la vida merece tu mejor esfuerzo. Aprende a confiar más en tus habilidades y mantente enfocado en tus metas confiado en que tienes todo lo necesario para alcanzarlas.
7.- Ayuda profesional. No dudes en buscar una persona que te ayude a superar tu estado emocional respecto a tu negocio, si luego de un análisis te das cuenta que tienes una disfunción que persiste mas allá de los problemas puntuales. Iniciar un programa de coaching de negocios es una manera de reenfocar tus prioridades.
Recuerda las palabras del historiador británico Thomas Carlyle, “un  héroe puede ser por igual alguien que triunfa o que sucumbe, pero jamás el que abandona el combate”. Ese bache por el que pasas, ¡te demostrará qué tan alto puedes saltar para superarlo!