martes, 7 de abril de 2015

La Zona que salva a tu Negocio

ActionCOACH Lic María Inés Morán
¿Te parece que tu negocio no está marchando como quisieras?  Déjame decirte que eres el único que puede cambiar esa situación. Tu negocio es un reflejo de ti mismo, de lo que eres y lo que proyectas, de tu metodología de trabajo y hasta de tu filosofía de vida.
Para hacer crecer  tu negocio, en primer lugar, debes  reconocer que eres el responsable de la situación actual y por lo  tanto solo tú puedes hacer algo eficaz y definitivo al respecto. 

Para comenzar, tienes que mantenerte en una actitud de constante aprendizaje, de inquebrantable movimiento y reto, ¿Ya no te sientes así?, ¿eres de los que piensan que te lo sabes todo?.Lamento informarte que te estás engañando y, lo que es peor, ese pensamiento evita que puedas avanzar hacia la realización financiera.
Sucede que en el momento en que crees que lo sabes todo, progresivamente dejas de "sorprenderte" por tu negocio, ya que te encuentras en esa zona de confort donde consideras que dominas las variables y,  por tanto, no hay nuevos retos que asumir por lo que,  sin quererlo o  darte cuenta, estás asfixiando lo  que con tanto esfuerzo has levantado.

Pero, al otro lado del camino, si eres de los que te mantienes en constante aprendizaje, creciendo en lo personal y profesional, atento a las nuevas tendencias, a experiencias enriquecedoras, tu vida personal y tu negocio vibrarán en esa misma frecuencia. El motivador y experto en ventas, Jim Rohn, lo coloca en esta perspectiva "Tu vida cambiará cuando tú cambies", quiere decir que la verdadera constante en tu existencia  debe ser  la necesidad de abandonar tu zona de confort tanto profesional como personal, para ir tras nuevas metas. Cuando sales de esa zona y entras en una zona incómoda, es donde precisamente encontrarás el éxito para tu negocio.
No me malinterpretes, no se trata de ir de un lado a otro sin dirección: quiero decir que no puedes dar por sentado que llegaste a la "cima" en tu profesión o en tu vida personal,  siempre debes estar atento a propiciar eventos excitantes, novedosos y que otorguen valor a tu negocio.

La sensación de estancamiento en los negocios, es una de las principales causas por las que los dueños de Pymes se acercan a pedirme consejos.  Lo que mayormente recomiendo a mis clientes, es mantener muy claro qué es lo que quieren y enfocarse   en eso. El cineasta Walt Disney decía a sus colaboradores "Camina hacia el futuro". Con esto quiso decir que escribas, pienses, sudes, hables, sueñes, imagines y actúes en base a tu meta. No la olvides, de esta manera condicionarás a tu cerebro y con él, al resto de tu ser, a mantener la vista puesta en cristalizar ese objetivo. El triunfo siempre va precedido de decenas de intentos fallidos, pero, si perseveras, con seguridad lo alcanzarás. No lo olvides, una vez lo obtengas, ya debes tener otro objetivo en mente.
Convencido de la necesidad del cambio, hay unos caminos que puedes recorrer para salir del marasmo  empresarial y retomar la actitud que te llevó a iniciarte en el mundo de los negocios. Comienza desde el inicio: 

Aprende. Para formarte sería ideal, mas no  necesario, que te matricules en la universidad o curso especializado. Mira a tu alrededor, decenas de personas que alcanzaron el éxito en algún negocio, nunca culminaron estudios de alto nivel o siquiera cursaron una educación superior.   Pero se mantuvieron en constante aprendizaje.
¡Lee!. Busca lecturas que, en primer lugar, te inspiren hacia el logro de tus objetivos, y luego consigue literatura relacionada directamente a cómo mejorar tus sistemas de negocios. Hay cientos de libros,  a casi cualquier costo, que son verdaderas fuentes de enseñanza, con métodos concretos para tener éxito en los negocios.

Asesórate. Aunque creas saberlo todo de tu negocio, siempre hay novedades en marketing, tendencias en los consumidores, metodologías comerciales, se imponen nuevas modas o nacen nuevas tecnologías que mejoran tu productividad. Pero si continúas estancado en tu zona de confort podrías no enterarte a tiempo, o nunca enterarte. Así como los deportistas necesitan un entrenador, en los negocios el coaching se convierte en una ruta muy efectiva para alcanzar las metas financieras y profesionales.
En este momento, analiza lo que debes cambiar o aprender para mejorar tu negocio. Recuerda: La vida se volverá más fácil si tu sales de tu zona donde todo lo controlas y te sitúas en la zona de riesgo, que increíble como parezca, es la que salvará a tu negocio .