martes, 27 de octubre de 2015

Un Equipo que Ejecuta


ActionCOACH LIc María Inés Morán
Un Equipo Grandioso se forma juntando una serie de elementos para hacer que todo funcione perfectamente. Una vez que ya has trazado las metas, hay que detallarlas con una dirección sobre  quién hace qué y cuándo lo debe hacer, es lo que conocemos como el Plan de Acción.

Para organizar tu Plan de Ación debes tener muy claros los objetivos estratégicos que ya trazaste anteriormente, de modo que, a través de este plan, estás priorizando las iniciativas más importantes para poder cumplir con esos objetivos, lo que lo convierte en la estructura de tu proyecto.

Obviamente, dentro de ese Plan está implícito el cómo hacerlo. Te comento que el dueño de una fábrica de uniformes industriales, hace pocos meses, estaba buscando incrementar, en al menos 60%, las utilidades  al cierre del año fiscal. Para ello se decidió que el "Cómo lo realizaría" sería  por medio de  una campaña de Marketing  que le permitiera, para mediados de ese año,  tener  una cantidad determinada de negociaciones de ventas, en pleno desarrollo, con altas posibilidades de captarlas. Para ello, nombró los distintos "responsables" de cada uno de los pasos y en el departamento de comercialización  se confió no solo el diseño de la campaña si no la responsabilidad de disponer "cuándo" era la mejor época para comenzar a hacerla pública.

Para ello hubo que definir "Cuáles" serían las estrategias específicas de Marketing, qué tipo de publicidad iba a generar, "Cómo " medir el progreso de la campaña. El equipo de negocios es el encargado de recibir a los interesados y desarrollar sus estrategias de ventas definiendo de antemano "cuáles" son los beneficios con los cuales harás atractiva la venta a los prospectos, "cómo" será el proceso de comunicación y cuáles serán los KPI´s que se tomarán en cuenta para hacer la evaluación de todo el progreso.

No puedes pasar por alto que también debes tomar previsiones por si acaso algo pudiera no salir cómo se trazó inicialmente, y te darás cuenta de ello a través del seguimiento diario, semanal, quincenal o mensual de tu plan original.

¿Hay retrasos o cambios en tus planes? No desistas, solamente reestructura tu cronograma y refuerza los aspectos donde han surgido algunas dificultades pero no abandones el plan, Recuerda que si no tienes claro el camino puedes terminar llegando a cualquier otra parte y sin ejecutar el plan.